El trabajo de producción (Parte 1)

Es una de las tareas más importantes y a la vez más desconocidas, por esta razón vamos a dedicarle cinco publicaciones en nuestro blog para despejar algunas de las nubes que esconden un trabajo tan importante como desconocido.

Cuando se habla del trabajo de producción, normalmente, si no estás metido en el tema, suele asociarse a la imagen del señor del monopoli que pone la pasta para hacer una película. Pero en realidad, todo es mucho más complejo que esa idea. Así pues, podemos decir que la producción de una película (y entendamos como película un cortometraje, mediometraje o largometraje) conlleva la interacción de una gran cantidad de materiales y técnicos.

Se distinguen tres fases diferentes en este proceso de creación:

La preproducción
Que corresponde a la preparación de la película. En esta fase se empiezan a gestionar los rasgos generales, como el equipo técnico, la financiación, el guion, los decorados, etc.

El rodaje
Esta fase corresponde a la grabación de la película. Supone trasladar el guion a imágenes durante un periodo de tiempo que puede oscilar entre las cinco y las nueve semanas, aunque no son tiempos fijos.

La postproducción
Que corresponde al montaje de la película. Es en esta fase cuando se dota de coherencia y ritmo al metraje final, y se unifican las imágenes que habían sido grabadas durante el proceso de rodaje.

Tras estas tres fases, encontramos dos más que son la distribución (es decir, la comercialización) y la exhibición.

En todo este ecosistema de la creación de una película, destaca la tarea de la
producción, que es ejercida por un equipo humano muy amplio. El perfil profesional que requiere esta tarea, se centra en el dominio de los números, de la gestión, de la capacidad de coordinación y de las relaciones públicas.
“Los oficios que implica la producción son muy variados, aunque es imprescindible delimitar los dos niveles que rigen el equipo según su importancia y capacidad de decisión” (Mollá, 2012:179):

Alta producción
Estos perfiles profesionales tienen poder de decisión sobre los aspectos económicos y humanos, y están compuestos por: el productor ejecutivo, los coproductores y el director/a de producción.

Baja producción
Por otro lado, estos perfiles están compuestos por: el jefe de producción, primer y segundo ayudantes de producción, auxiliar de producción, secretario/a de producción y el cajero pagador.

Así pues, durante las siguientes publicaciones, veremos más detalladamente cada uno de estos puesto de trabajo e indagaremos en las tareas y responsabilidades de cada uno de ellos, para así poder entender mejor el complejo mundo de la producción.

Redacción

Marcos Igual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: